lunes, 1 de julio de 2013

... Dos almas sobre la hierba...

- No puedo creer que seas tú, Elena.
+ La verdad que después de tanto tiempo, volvernos a encontrar en el mismo parque y a la misma hora...
- Nunca hubiera imaginado que este año aparecieras.
+ Siempre vine. Cada 1 de julio a las 7 de la tarde. Pero nunca te fijabas, sobre todo después de nuestro último encuentro raro...
- ¿Me viste y no dijiste nada?.
+ Sabía de tu vida, y no estabas solo...
- Ahora lo estoy.
+ Lo sé. 
- ¿Y tú?.
+ Esperándote... desde hace diez años.

11 comentarios:

  1. No he podido evitar recordar el inicio de mi videojuego favorito (Final Fantasy VIII)

    Hay esperas que no desesperan. O tal vez sí, pero no importa si la recompensa es buena. Cuántas cosas dices en tan pocas palabras...

    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el apoyo que recibo de ti y tus bonitas palabras...

      Las esperas con final feliz son mis favoritas.

      Supongo que porque yo esperé tanto lo que ahora tengo, y deseo siempre que triunfe el amor de verdad. El de las almas que se encuentran y sobre la hierba deciden continuar la vida juntos...

      Siempre pienso: ésto debió ocurrir antes...

      Pero la vida a veces te hace dar vueltas para que lo bueno llegue en el momento "perfecto".

      Eliminar
  2. La espera siempre merece la pena; al menos con nosotros pasó eso...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mereció la pena todo...

      Pero hay momentos que sigo pensando que TODO debió ocurrir mucho antes.

      En fin... de cero.

      <3

      Eliminar
  3. Hay veces en que, tal vez, ha pasado demasiado tiempo pero la espera puede devolverte lo que se fue.
    Besos con cianuro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Devolver vidas, bonita idea...

      Gracias por pasarte por aquí *

      Eliminar
  4. Ufff... desmontando(me) una vez más...

    ResponderEliminar
  5. Uffff...

    Desmontando(me)... una vez más...

    AbrazoS

    ResponderEliminar
  6. Yo no sé si tengo paciencia para esperar tanto. Sabes que el ansia me puede.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja cierto. Contigo igual hay una excepción.

      Eliminar

Desmonta lo que quieras